Reseñas

Show must go on

Y ya tenemos aquí la temida “última entrada de un blog”, aunque en este caso la despedida es más bien un “pasen por aquí, la fiesta sigue en otro lugar”, Porque una de las grandes decisiones fue echar el cierre a Café de tinta y convertirnos definitivamente en Café Librería, lo que empezó siendo un podcast entre amigos en agosto de 2018 y que se ha convertido en el auténtico vehículo para la difusión de lo que más nos gusta: la literatura.

Así pues, A librería y yo unimos fuerzas para crear una nueva web con más contenido, con colaboraciones, ficción, novedades y por supuesto, el podcast. Creo que a fecha de escribir este post empiezo a asimilar lo que supone haber ganado el Ignotus junto a mis compañeros y solo hace que afronte el futuro con más fuerza e ilusión, creyendo en nuestro trabajo. No sé qué haría hoy en día sin gente como David Pierre, Gemma Martínez, Miriam Beizana, Lluis Salart, Meritxell Terron, Marina Tena y otras tantas personas que se vuelcan en cuatro letras impresas en hojas de papel.  Mención especial para “Las alpacas”, y para Ariadna Sanz, por apoyarme siempre en todo lo que llevo a cabo. 

En mi espacio siempre he tratado de ser sincera pero no destructiva con las reseñas. Reconozco que no tengo tanto tiempo como el que me gustaría para poder reseñar TODO lo que leo, por lo que es bastante habitual que acabe reseñando aquellas cosas que más me han gustado, en su mayoría. No tengo demasiado filtro aunque la editorial me haya enviado el libro ya que me gustaría creer que esperan una valoración sincera, y con el tiempo se notan las editoriales que siguen contando conmigo, o con el podcast.

Tengo mucho que agradecer a las editoriales que han confiado en mi blog o en el podcast y las que han llegado hace poquito: Literup, Les Editorial, Gigamesh, Transbordador, Runas, Cerbero, Dilatando Mentes, Alethe, Insolita, Tantrum, Mai Més, Alpha Decay, Dos Bigotes… Seguro que me dejo algunas pero sabéis que me encanta vuestro trabajo y os lo hago saber (incluso cuando no me gusta!). 

Siempre he tratado de comprar la mayoría de libros que reseño, ya que eso también me ha aportado una tranquilidad extra a la hora de planificar mis lecturas mensuales. Por eso tengo que volver a agradecer a las editoriales que deciden colaborar con el equipo la paciencia con los tiempos que estamos gestionando para hablar de un libro en el podcast o en el blog.

2019 ha sido también el año de las presentaciones en librerías. Admito que cuando me proponen algo así me paso días antes nerviosa, mirando el calendario como si se me fuera a caer encima como un invento Marca Acme. La editorial Mai Més me propuso como presentadora en La Central, pero también contó conmigo Isabel del Río para hablar de su Rojo sobre negro en La font de Mimir. El resto, en nuestra querida Gigamesh: Marina Tena, junto a David Pierre; al propio David y sus Lágrimas de Aren, con Pluma de Cristal (y una improvisada mesa redonda sobre El Hilo rojo) Ferran Varela con Antonio Torrubia. Y mi apreciada Laura Larraya, a la que al final por un imprevisto no pude presentar. Te debo una presentación y un café.

Gigamesh merece un capítulo aparte, tanto como editorial como tienda y como amigos, siempre listos para echarnos una mano o para descubrirnos nuevas lecturas, a veces totalmente inesperadas; pero cuando Antonio me hace llegar un libro, sé que me va a gustar o por lo menos, despertará mi curiosidad lectora. Gracias por tanto.

Y sobre todo, gracias también a toda la gente que todavía confía en las webs de reseñas literarias, a la gente que se ha subido al carro del podcast y además disfruta del formato y a la gente que está dispuesta a seguirnos hagamos lo que hagamos. Sin vuestro apoyo, no existiríamos. Apoyad a la gente que mantiene sus blogs, sus podcasts o sus canales de youtube en los que defienden desinteresadamente la divulgación literaria. 

Bueno, me está quedando una entrada demasiado intensita, cuando total es pediros que si estáis leyendo es para avisaros de que me encontraréis dando caña en otra web, pero Café de tinta siempre ha sido ese espacio personal en el que hablaba de libros sin esperar que nadie me leyera, y así estamos hoy: con casi 11 mil seguidores en Twitter, un premio Ignotus con el podcast Café Librería y rodeada de buenos amigos con los que desarrollar proyectos y compartir mi afición.

¿Me acompañais?

image

 

1 comentario en “Show must go on”

Responder a Elisa Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s